Cómo pagar y cobrar facturas vencidas online y sin liquidez

A estas alturas es innegable que Internet y el desarrollo de softwares y aplicaciones nos facilitan mucho la vida a la hora de gestionar nuestras empresas y aumentar el rendimiento y la productividad de nuestros equipos y negocios.

Prácticamente ya podemos realizar cualquier tipo de gestión sin tener que salir de la oficina y cada día surgen nuevas iniciativas que nos lo van poniendo más y más fácil. ¿Sabías por ejemplo que existe la posibilidad de poder cobrar y pagar facturas vencidas directamente online y sin perder liquidez y, con ello, mantener saneado el balance de tu empresa?

Pues sí, es posible. Se trata de un servicio para empresas que he descubierto recientemente, que se basa en lo que se conoce como compensación de deudas (pagar con lo que a uno le deben) y que plantea una solución bastante novedosa y realista para la morosidad empresarial, un problema que, ante la falta de liquidez, sufren a día de hoy tantas empresas que no pueden pagar porque tampoco cobran y así sucesivamente, con el consiguiente “efecto contagio” a más a más empresas.

Qué es la compensación de deudas

Este servicio de compensación de deudas lo ha desarrollado la plataforma online Deudae.com desde un planteamiento muy práctico y, sobre todo, orientado a resultados reales, ya que sus fundadores sufrieron en primera persona como empresarios este problema tan común de “yo no puedo pagar porque a mí no me pagan” y se empeñaron en dar una solución que fuera realmente efectiva para las empresas. Lo más interesante es que permite pagar con lo que a uno le deben, de forma que no se precisa perder liquidez, ya que no se produce un movimiento de dinero como tal.

La compensación de deudas es un procedimiento financiero regulado por ley pero que en general es bastante desconocido para las empresas. Por ejemplo, la fórmula más básica sería entre dos empresas que se deben mutuamente dinero a partir de sus relaciones comerciales.

En este caso el escenario sería el siguiente: la empresa X debe 1.500 euros a la empresa Y, que a su vez debe 1.200 euros a la empresa X. En esta situación realmente se trataría más bien de un acuerdo entre ambas partes, que no necesitaría de intermediación y que conseguiría que la deuda entre ambas empresas quedara directamente reducida.

Una solución alternativa para la morosidad entre empresas

Pero Deudae plantea algo mucho más interesante, para poder implicar un mayor volumen de deuda y a más empresas en la ecuación, a través de lo que sería una compensación de deudas a nivel multilateral. El único requisito para poder acogerse a este servicio es ser una empresa acreedora y deudora a la vez. El procedimiento es bastante sencillo y totalmente online: una empresa se da de alta gratuitamente en la plataforma, registra sus facturas vencidas (las que debe y las que otras empresas le deben) y, a partir de ahí, prácticamente se desentiende.

Un algoritmo que el departamento de Matemáticas de la UNED ha desarrollado para Deudae se encarga de cruzar la información registrada en la base de datos con el objetivo de detectar todas las posibles cadenas de deuda con distintas empresas implicadas y la plataforma se encarga de intermediar y de promover las compensaciones de deuda. Mediante esta fórmula, una deuda puede llegar a cancelarse en su totalidad o reducirse al mínimo. Siempre sin perder liquidez.

El alta en la plataforma no implica coste alguno y el servicio se paga, vía comisión, solo una vez se han obtenido resultados, es decir, cuando la empresa ha conseguido realmente compensar sus deudas, consiguiendo su cancelación total o su reducción. La comisión aplicada es el 3% sobre el importe compensado para la empresa en cada caso.

Dicha compensación de deuda es legal a todos los efectos y Deudae se encarga de acreditar oficialmente la operación realizada mediante el correspondiente certificado oficial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *